Si existe una tradición gastronómica arraigada en los bares de nuestro país, esa es, sin duda, la del aperitivo. Quien acuda a un bar de deportes en Vilafranca del Penedès no dudará en tomar algo para picar, ya sean unos frutos secos, unas patatas fritas o incluso un montadito. Y para acompañar dicho platillo, una excelente opción puede ser una buena cerveza bien fresquita.

Lo bueno que tiene la cerveza es que resulta una bebida de lo más versátil. Eso se debe a diversos factores, como una graduación relativamente baja que le permite ser refrescante y que nos da la opción de degustarla y repetir sin causar ebriedad demasiado pronto. Tampoco tiene tanto azúcar como refrescos u otras bebidas alcohólicas, lo que ayuda a evitar la sensación de saturación. Además, y en contra de lo que se suele creer, tiene pocas calorías.

Pero, si por algo es la mejor opción a la hora de picar algo en un bar de deportes en Vilafranca del Penedès, es porque siempre hay una cerveza adecuada para cada tapa. Al existir tantos tipos de cerveza, siempre tendrás la opción de encontrar la que combine a la perfección con tu tapa favorita. Y si no, siempre puedes recurrir a la más popular en estos casos, que sería la cerveza estilo Pilsen.

Las cervezas tipo Pilsen, en general, combinan a la perfección con los sabores ácidos de los encurtidos, y también sirven para limpiar el paladar tras probar sabores picantes. Otra de sus ventajas es que ayuda a aliviar el salado de los frutos secos y las patatas fritas, y desengrasa la boca tras degustar un buen queso. Se trata, pues, de una opción que pega con casi cualquier plato.

Desde Frankfurt Vilafranca esperamos que estos consejos te sean de utilidad. Nuestros profesionales siempre están dispuestos a darte la información que necesites.